Jumilla

Top 10

Jumilla es una de las paradas cruciales en el Nordeste de la Región. Llamada la Bella por los árabes, es famosa por sus vinos con Denominación de Origen, su gastronomía, sus jardines y su legado íbero, romano y medieval

01

Jumilla

VAMOS DE VINOS

Jumilla es uno de los santuarios de España para los amantes del buen vino. Aquí podrás alojarte en un entorno rural, pasear entre los campos de viñedos, visitar sus bodegas y vinotecas y conocer paso a paso el proceso de elaboración de sus vinos con Denominación de Origen. Si además a esta esencia enológica le añadimos un toque alternativo, tendremos como resultado el festival "Música Entre Vinos", un acontecimiento veraniego en el que los conciertos se llevan a cabo dentro de toneles gigantes, entre buenos vinos y gastronomía de la zona.

02

Jumilla

TODA UNA FORTALEZA

El castillo de Jumilla, mandado construir en 1461 por el Marqués de Villena sobre una antigua fortificación musulmana, es hoy un ejemplo de restauración y un concurrido espacio cultural. Para llegar a él tendrás que atravesar el Camino del Subidor, un mirador natural que te regalará la que seguramente es una de las panorámicas más impresionantes de la Región. Tiene la declaración de Monumento Nacional.

03

Jumilla

VIDA MONACAL

Pasear por el Convento de Santa Ana, situado en el corazón de la sierra, es un lujo que no debes perderte. Dentro del conjunto destacan especialmente el antiguo refectorio, la ermita del huerto, la antigua biblioteca y un museo, donde se exhiben sorprendentes objetos recopilados por los frailes a lo largo y ancho del planeta. En el interior del monasterio se custodian imágenes tan importantes para los jumillanos como el Cristo Amarrado a la Columna de Salzillo, el Cristo de la Reja y la Abuelica Santa Ana.

04

Jumilla

ETNOGRAFÍA Y NATURALEZA

Un universo de curiosidades aguardan en las vitrinas del Museo Etnográfico y de Ciencias de la Naturaleza de Jumilla. Sus dos plantas acogen una importantísima colección de fósiles, minerales y huellas de animales prehistóricos, así como una amplia representación de oficios locales, como esparto, loza y cristal.

05

Jumilla

UNA BELLA HISTORIA

Caminar por las calles blasonadas de Jumilla, bajo magníficos balcones y rejerías, no tiene desperdicio. Te invitamos a que te pierdas por su casco antiguo y descubras por qué la ciudad fue bautizada por los árabes como "la Bella". No olvides visitar las iglesias de Santiago y de El Salvador y los jardines de la Estacada y del rey Don Pedro. Mención especial merece el Teatro Vico, de estilo modernista y tradición ecléctica, construido en el siglo XIX y concebido como un teatro "a la italiana". Si eres observador no pasarás por alto su parecido al Teatro Romea de Murcia, y es que ambos proyectos fueron diseñados por el mismo arquitecto, Justo Millán y Espinosa.

06

Jumilla

SONIDOS DE PASIÓN

Ascienden por las callejuelas el sonido de las cornetas y los tambores, el olor inconfundible de flores y cera quemada, se respiran aires medievales... La Semana de Pasión de Jumilla, declarada de Interés Turístico Nacional, destaca por su solemnidad, un detalle que no le resta ni un ápice de intensidad al espectáculo nazareno. Desfiles de origen franciscano con más de cuatro siglos de historia, pregones y la romería desde el monasterio de Santa Ana son los elementos más significativos de esta fiesta. Imprescindible asistir al paso del Cristo Amarrado a la Columna de Salzillo.

07

Jumilla

MIRANDO A LA CALLE

La Casa Modernista es uno de los grandes exponentes del modernismo murciano. Te llamará especialmente la atención su mirador y la rejería floral de forja que adorna su fachada. Muy cerca de allí se encuentra el Ayuntamiento, donde merece la pena contemplar el regio balcón de forja o pasear por su pintoresco patio interior.

08

Jumilla

PARA GENTE ACTIVA

Si estás ávido de emociones montañeras no tienes que irte muy lejos; las encontrarás en los parajes que rodean la ciudad. En la Sierra de La Cingla y en la Sierra de la Pedrera, y entre entornos naturales de gran belleza, hay pinturas rupestres declaradas Patrimonio de la Humanidad y huellas fósiles de 7 millones de años de antigüedad. A su vez, la Sierra del Carche supone un paso casi obligado para los visitantes, que podrán practicar todo tipo de deportes, como parapente, escalada, espeleología y senderismo.

09

Jumilla

MESA Y MANTEL

Si vienes no puedes dejar de probar el gazpacho jumillano, de origen judío y cocinado a base de torta de harina de trigo sin fermentar, carne de caza y caracoles serranos. Para el invierno, la gachamiga y las pelotas con carne son las mejores apuestas para entrar rápidamente en calor. Tampoco te olvides de las empanadas de patata, el queso de cabra frito con tomate y de los dulces de toda la vida, como los rollos al vino, las pirusas, los sequillos y las cristóbalas. Y siempre regado con un buen vino de Jumilla.

10

Jumilla

EMPÁPATE DE VINO

Coincidiendo con la Feria y Fiestas patronales, a mediados del mes de agosto se celebran en Jumilla las fiesta de la Vendimia, donde se reparten miles de litros de vino y productos típicos entre los asistentes. Es tradición vestir con una camisa blanca que se irá poniendo perdida a púrpura conforme vaya avanzando la jornada.

Subscríbete a nuestra newsletter