Sierra del Carche

Jumilla, Yecla

Información

El Parque Regional Sierra del Carche se encuentra situado en el noreste de la Región de Murcia. Su gran interés biótico (por las especies y comunidades presentes), geomorfológico y paleontológico justifican su protección. 

El Parque Regional incluye la sierras del Carche, la sierra de las Pansas y el Cabezo de la Rosa, siendo este último, a su vez, Lugar de Interés Geológico (LIG). Además, está catalogado como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), formando parte de la Red Natura 2000 gracias a que aquí están representados once hábitats de interés comunitario, de los cuales cuatro son de interés prioritario.

El Parque se encuentra en la comarca del Altiplano, entre los municipios de Jumilla y Yecla. En sus inmediaciones hay pequeños núcleos de población: El Carche, Raspay y La Alberquilla. Su punto más alto es el pico de la Madama con 1.371 m de altitud.

Contacto: pr-sierradelcarche@listas.carm.es

Más información: www.murcianatural.carm.es

DOCUMENTOS
Folleto Parque Regional Sierra del Carche
 

Guía Geológica del Parque Regional Sierra del Carche 

PORN Parque Regional Sierra del Carche 

 

EL PARQUE RECOMIENDA

La Sierra del Carche nos ofrece un sinfín de posibilidades para el disfrute y el contacto con la naturaleza. Recomendamos recorrerla a pie o en bicicleta a través de las numerosas pistas forestales del Parque, visitar el recién restaurado Pozo de la Nieve, sumergirse en la frondosidad de los barrancos de la umbría, ascender a La Madama y contemplar la inmensidad del paisaje, captar en fotografías los numerosos encantos del Parque, llevar contigo prismáticos para ver el vuelo de las aves rapaces y visitar las Salinas de la Rosa, de origen romano.
 
Durante tu visita no olvides:
 
- Deja tu vehículo en los aparcamientos habilitados.
- Camina siempre por sendas y pistas forestales; crear atajos deteriora el suelo.
- Respeta la fauna y la flora del entorno.
- Evita hacer ruido, ya que molesta a la fauna y a otros visitantes.
- Conserva los elementos de interés geológico, arqueológico e histórico sin alterarlos ni llevártelos; son un bien de todos.
- Protégete del sol y lleva abundante agua.
- Hazte responsable de los residuos que generes; llévatelos a casa o utiliza los contenedores. Recuerda que las colillas y los alimentos también son basura.
- Lleva sujeta a tu mascota y recuerda recoger sus excrementos.
- No alimentes a los animales silvestres, por su salud y tu seguridad.
- En caso de emergencia, llama al 112.
 
 
 EL MEDIO FÍSICO
 
La Sierra del Carche es un relieve de las Cordilleras Béticas. Sus rocas, principalmente calizas y dolomías, se formaron en el fondo de un mar poco profundo, elevándose hace unos 20 millones de años.
 
Estos movimientos produjeron en la corteza terrestre numerosas fracturas. En algunos casos, por ellas afloraron desde las profundidades materiales blandos como arcillas, margas, yesos y sales, que hoy podemos ver en el Cabezo de la Rosa. Son las rocas más antiguas del Parque con unos 200 millones de años de antigüedad.
 
La geomorfología (formas de la superficie terrestre) de esta sierra es muy interesante por la presencia de cabalgamientos, escarpes, cornisas, glacis y profundos barrancos.
 
El clima es caluroso en verano, fresco en invierno y seco (unos 300 mm de media), aunque es más frío y húmedo en las cumbres y zonas de umbría. Esta sequedad hace que la presencia de agua sea muy escasa, reduciéndose a algún pequeño manantial intermitente.

Características
Tipo: Parque Regional
Superficie: 5942,5ha
Naturaleza

FLORA

El Parque alberga una gran riqueza vegetal con 611 especies. Es una flora de carácter mediterráneo, destacando endemismos ibéricos, iberoafricanismos y endemismos murciano-almerienses. Hay trece especies protegidas y la umbría y las cumbres son las zonas de mayor riqueza.

El pino carrasco (Pinus halepensis) domina la vegetación arbórea, con presencia también de algunas encinas (Quercus rotundifolia). En el sotobosque aparecen especies como la coscoja (Quercus coccifera), el lentisco (Pistacia lentiscus), el madroño (Arbutus unedo) y el durillo (Viburnum tinus).

En las zonas altas destacan los carrascales, un pinar relicto de pino laricio (Pinus nigra) y vegetación almohadillada como el cojín de monja (Erinacea anthyllis) y la gayuba (Arctostaphylos uva-ursi). 

En la zona de solana disminuye la frondosidad del bosque, quedando cubierta la sierra por pinares abiertos y matorrales bajos donde crecen especies como el esparto (Macrochloa tenacissima), el romero (Rosmarinus officinalis) y el tomillo (Thymus vulgaris).

De gran interés botánico son los tomillares sobre yesos del Cabezo de la Rosa.

FAUNA

Las aves son el grupo de animales mejor representado con ochenta especies. Destacan las rapaces como el águila real (Aquila chrysaetos), el búho real (Bubo bubo), el halcón peregrino (Falco peregrinus), el águila calzada (Hieraetus pennatus), el águila culebrera (Circaetus gallicus) y el azor (Accipiter gentilis). En el bosque encontramos pajarillos como el pinzón vulgar (Fringilla coelebs), el carbonero común (Parus major) y el mito (Aegithalos caudatus). En zonas bajas y cultivos aparecen el alcaudón real (Lanius excubitor) y la perdiz roja (Alectoris rufa).

De los mamíferos destacamos el tejón (Meles meles), el jabalí (Sus scrofa), el gato montés (Felis sylvestris), el zorro (Vulpes vulpes) y los pequeños lirón de campo (Eliomys quercinus) y musaraña (Crocidura russula).

Encontramos numerosos reptiles como el lagarto bético (Timon nevadensis), la culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) y la lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus). Los anfibios están escasamente representados por la escasez de agua; destacan el sapo común (Bufo bufo) y el sapo corredor (Epidalea calamita).

USOS

Se tiene constancia de la presencia del ser humano en el territorio desde la Prehistoria. Varios yacimientos arqueológicos han sido datados en la Edad del Bronce y Edad del Hierro. Destacan la Cueva del Castellar, Los Castillicos del Salero y La Romanía. Al norte y oeste del Parque encontramos varios asentamientos romanos, conocidos como villas, y un acueducto en la Romanía. En el Cabezo de la Rosa aparecen abundantes fragmentos de cerámicas medievales de vasijas y tinajas de gran tamaño. La agricultura tradicional ha dejado en el espacio algunas construcciones tradicionales como los empedrados. 

Un elemento destacable dentro de la sierra es un Pozo de la Nieve del siglo XVII. Se encuentra en la umbría de La Madama. Actualmente este pozo es un mudo testigo de una actividad que resultó floreciente entre los siglos XVII y XIX.

En la falda del Cabezo de la Rosa se encuentran las principales salinas interiores de la Región de Murcia, aún en funcionamiento.

EQUIPAMIENTO

Albergue de la Peña
Refugios

 

HITOS

Pozo de la Nieve
Salinas de la Rosa

¿Cómo llegar?

En Yecla

Subscríbete a nuestra newsletter