Herramientas
Subir
Compartir esta página
Compartir por email Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en pinterest
COMPARTE
Reportar errores
Imprimir
Destino Región de Murcia - Web Oficial

#enlaregiondemurcia

olvídate del paraguas y el abrigo

Cargando página

Cerrar

Cerrar

Cerrar

Cerrar foto

BUSCAR

Gratis
LO QUE NO
TE PUEDES
PERDER EN
YECLA
INICIO > QUÉ HACER > ENOTURISMO EN LA REGIÓN DE MURCIA > LO QUE NO TE PUEDES PERDER EN YECLA

UN RECORRIDO POR YECLA

Enclavada en pleno Altiplano, entre la cadena montañosa levantina y la meseta manchega, Yecla ofrece al visitante una estampa de una belleza singular: áridos paisajes de piedra, contrastan con los cultivos del olivo, el cereal y la vid.

TIERRA NOBLE, LEAL Y FIEL

La vida de esta tierra, 'Noble, Leal y Fidelísima', tal y como reconociera Felipe V en 1707 en el título que dio a la villa, gira en torno al vino y el mueble, sus raíces más arraigadas. En la actualidad, la ciudad industrial y moderna convive con la villa del pasado mezclando patrimonio y tradiciones.

La Plaza Mayor puede ser un excelente punto de partida para comenzar nuestro recorrido. Presidida por el edificio del Ayuntamiento, este lugar guarda varias joyas de gran valor histórico y artístico como los palacios de Alarcos (XVI-XVII) y del Concejo (XVI-XVII); el antiguo Pósito o Alhorín (XVI-XVII); el Auditorio (XIX) y la Torre del Reloj (XIX).
VER MÁS
Desde allí, a tan sólo unos pasos, llegamos a la Parroquia de la Asunción o 'Iglesia Vieja', donde se encuentra el Museo de la Semana Santa. El edificio recoge imágenes, estandartes, tronos, bordados, túnicas y otras piezas de interés que participan en la pasión yeclana. En pleno casco histórico, el visitante también podrá contemplar el Arco de Isabel la Católica, construido para la entrada triunfal de los monarcas en 1488, y donde se encuentra la Hornacina de San Blas. También veremos el Balcón sobre la Torre. Mención especial merecen los barrios con más tradición como la Judería, que antaño fue probablemente un asentamiento judío; y la Jabonería, calle con nombre del antiguo oficio desde 1715. En este lugar, se encuentra además la Iglesia del Hospitalico y la Casa Palacio de los Ortega, actual Casa Municipal de la Cultura que acoge el Museo Arqueológico Cayetano de Mergelina y el Museo de Réplicas de 'El Greco'.

Mientras recorremos los rincones más pintorescos de este lugar, nos encontraremos con una agradable sorpresa literaria: la existencia de varios mosaicos, donde el escritor José Martínez Ruiz 'Azorín' relata las experiencias que vivió en la ciudad.

En el plano cultural, Yecla también goza de una vida muy activa, ofreciéndonos lugares interesantes como el 'Casino Primitivo', destacado centro social y cultural; y el Teatro Concha Segura, que rinde homenaje a esta actriz yeclana.

Otro de los lugares con mayor encanto y que merece una visita casi obligatoria, es el Parque de la Constitución, un pequeño paraíso natural en medio de la ciudad, por el que pasean los vecinos de la ciudad.

La villa guarda una profunda religiosidad. Sólo con echar un vistazo a algunos de sus templos el visitante podrá percibir la gran devoción que sienten los yeclanos por sus patronos. Además, en este contexto, resulta recomendable hacer una parada en la Basílica de la Purísima Concepción o 'Iglesia Nueva'; y en la Iglesia de San Francisco, donde podremos contemplar una auténtica joya del barroco murciano: la capilla de la Virgen de las Angustias.


LA RUTA DE LAS IGLESIAS

Asimismo, en las afueras, existe una ruta que invita a conocer otros edificios sagrados de gran significado e importancia para las gentes de esta tierra. Encontramos la Iglesia y Convento de Clausura Monjas Concepcionistas, la Iglesia de San Roque, que es la más antigua de Yecla; la Parroquia del Niño Jesús, la Parroquia de San Juan y la Ermita de Santa Bárbara. Muy cerca de allí, se ubica la Plaza de Toros, que alberga el Museo Taurino, con infinidad de objetos del mundo de la tauromaquia.

Además de esta apasionante oferta cultural y religiosa, la ciudad guarda una sorpresa más: la Ruta Cerro del Castillo, donde podremos disfrutar de lugares de gran interés paisajístico, arqueológico y monumental. Se asciende a través del Paso de la Bandera, un bello mirador enclavado junto a una de las rampas de acceso al cerro. Este recorrido nos permite visitar el Santuario del Castillo; el Museo Mariano "Virgen del Castillo", donde se exhiben todo tipo de objetos y documentos relacionados con la devoción a la Virgen del Castillo; y, por último, el Yacimiento Arqueológico Hisn Yakka.
VER MENOS
Un recorrido por Yecla

NATURALEZA INDÓMITA

El paisaje de Yecla se caracteriza por sus extensas estepas, que constituyen un valioso refugio para algunas especies de aves amenazadas en el resto del continente europeo. Además de los cultivos del cereal, en la zona también se pueden ver viñedos, almendros y olivos, así como algunos caseríos entre los que destacan la Casa del Nene, La Fianza, Venta de Gloria, Derramadores, etc.

Otra de las rutas naturales que merece la pena visitar es la que discurre por los montes y Rambla de Tobarrillas, cuyo entorno posee un gran valor ecológico y biológico. A medida que avanzamos por la rambla encontramos varios manantiales, la casa de Tobarrillas Baja, restos de construcciones romanas y varias cuevas.

Más al sur se ubica la Sierra de Las Pansas y Carche. Existe un pequeño manantial en las faldas de la umbría de las Pansas y algunas cuevas como la de Jaime el Barbudo, que fue escondite de este famoso bandolero, según afirma la tradición popular.
VER MÁS
En este entorno encontramos otros puntos de interés como las Casas de la Ermita, el Barranco del Saltador y la Sierra del Carche, declarado Parque Regional.

Declarado por la UNESCO Bien de Interés Cultural, el Monte Arabí guarda pinturas rupestres del Neolítico, que decoran la Cueva del Mediodía y Cantos de la Visera I y II. Destacan, además, las esculturas denominadas 'cazoletas' y 'petroglifos', cuyo significado exacto se desconoce. De hecho, existen numerosas leyendas sobre este monte, plasmadas a nivel popular y en las fuentes escritas y que forman parte inseparable de este enclave mítico.

VER MENOS
Naturaleza en Yecla

NO TE DEBES PERDER

BASÍLICA DE LA PURÍSIMA CONCEPCIÓN

La Basílica de la Purísima Concepción o "Iglesia Nueva", de estilo neoclásico, destaca por su cúpula semiesférica construida con teja vidriada azul y blanca, decorada en espiral. En su interior se pueden visitar sus diferentes capillas, obras pictóricas y escultóricas, destacando el "Cristo arrodillado ante la Cruz" de José Esteve Bonet, la "Virgen de las Angustias" de Francisco Salzillo, y, sobre todo, las pinturas de las bóvedas de la nave central y el transepto, obra del pintor lorquino Manuel Muñoz Barberán.


SIERRA SALINAS

En el suroeste de Yecla se encuentra la Sierra de Salinas, uno de los principales espacios naturales de la Comarca del Altiplano. Nos encontramos en un paraje agreste, con notables barrancos encajados entre sus laderas de gran belleza e importancia ecológica. La cumbre de la sierra se conoce como "Capilla del Fraile" y cuenta con 1.237 metros de altitud sobre el nivel del mar, lo que la convierte en el punto más elevado del término municipal de Yecla y el segundo del Altiplano.


GASTRONOMÍA TÍPICA

La gastronomía yeclana es otra tentación imposible de resistir. Gachasmigas, gazpachos, empanadas de patata, 'pelotas' y queso frito con tomate constituían la dieta tradicional de los campesinos de esta tierra. Asimismo, también podremos encontrar otras delicias como las tortas fritas, que se pueden comer con azúcar, anchoas y miel; la olla gitana o las patatas en caldo.

Entre los dulces característicos destacan los 'libricos', que se hacen artesanalmente, siguiendo una receta que se pasa de padres a hijos y cuyos ingredientes son obleas y miel. El 'pan bendito', elaborado a partir de harina, huevo, aceite y azúcar. Además de deliciosos, llama la atención su apariencia, ya que, por lo general, se adornan con vistosas formas de animales o flores. Los sequillos, magdalenas, toñas, galletas, rollos de anís y las ensaimadas completan el catálogo de postres.


SENDERISMO

Yecla también ofrece muchas alternativas para el senderismo, la bicicleta o la espeleología. Declarado por la UNESCO Bien de Interés Cultural, el Monte Arabí guarda pinturas rupestres del Neolítico, que decoran la Cueva del Mediodía y Cantos de la Visera I y II. Destacan, además, las esculturas denominadas 'cazoletas' y 'petroglifos', cuyo significado exacto se desconoce. De hecho, existen numerosas leyendas sobre este monte, plasmadas a nivel popular y en las fuentes escritas y que forman parte inseparable de este enclave mítico.

Muy cerca del monte se encuentra el Cerro de Los Santos, lugar de numerosos hallazgos arqueológicos, incluso de una "dama oferente", una estatua que puede contemplarse en la Casa de la Cultura de Yecla, así como la "Rosa de los Vientos", una gigantesca losa de piedra con una estrella grabada, encontrada también muy cerca de esta zona. Si hay una leyenda realmente conocida y famosa sobre el Arabí entre todos los yeclanos y entre todos sus visitantes es "La Cueva del Tesoro", de la que se dice que tras recorrer una serie de estrechos pasadizos, se llega a una gran puerta custodiada por dos vigilantes armados, tras la cual se encuentra un preciado tesoro. Otros dicen que esta cueva era en realidad una salida secreta de la fortaleza del Arabilejo, situada a escasos 500 metros.


FIESTAS DE SAN ISIDRO

A mediados del mes de mayo, Yecla recupera su tradición agrícola, con la celebración de las Fiestas San Isidro, declaradas de Interés Turístico Regional.

Verbenas, pasacalles, actuaciones de los grupos folclóricos de la ciudad y hasta un certamen de vinos animan la vida de Yecla del 4 al 26 de mayo. Destaca la Gran Cabalgata de Carrozas, celebrada el sábado próximo a la festividad de San Isidro. En el desfile, los miembros de las peñas se visten con el traje típico y reparten vino y productos de la tierra entre los asistentes.

En la actualidad, estas fiestas son posibles gracias al intenso trabajo de las peñas a la hora de crear las carrozas, que representan aspectos primaverales y de labranza. Una vez hecho el diseño y las estructuras metálicas o de madera que se montan sobre remolques de tractores, las carrozas se decoran con diminutos trozos de papel de seda, llegando a medir, algunas de ellas, cinco metros y medio de altura, con una anchura de entre tres y seis metros de longitud.

No te debes perder en Yecla
Facebook Twitter Pinterest Instagram Minube Tripadvisor Youtube
Región de Murcia
Información Turística 968 277 702
Costa Cálida
© Instituto de Turismo de la Región de Murcia
Facebook
Tripadvisor
Twitter
Youtube
Minube
Instagram
Pinterest
Información Turística   968 277 702
Región de Murcia Costa Cálida