Herramientas
Subir
Compartir esta página
Compartir por email Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en pinterest
COMPARTE
Reportar errores
Imprimir
Camino de la Cruz - Web Oficial

#enlaregiondemurcia

olvídate del paraguas y el abrigo

Cargando página

Cerrar

Cerrar

Cerrar

Cerrar foto

INICIO


ALBERGUES
DEL CAMINO
LEER MÁS
Cabecera anterior Cabecera actual Cabecera Cabecera Cabecera Cabecera Siguiente cabecera
Si quieres recorrer la Región de Murcia tienes que tener los pies en el suelo. A cada paso, vas a vivir emociones sublimes que elevarán tu espíritu más allá de lo terrenal. La Región de Murcia es un punto de encuentro de la cristiandad, como así lo atestigua el hecho de que el Papa San Juan Pablo II concediese a Caravaca de la Cruz la celebración del Año Jubilar In Perpetuum, cada 7 de años, desde 2003. De este modo, Caravaca se convirtió en la quinta ciudad del mundo que puede celebrar el Jubileo Perpetuo, junto a Santiago de Compostela, Santo Toribio de Liébana, Roma y Jerusalén, siendo el próximo en 2017.

AGENDA

GRATUITO Gratis DESTACADO Destacados
Signum, la gloria del Renacimiento. Exposición
OTROS LUGARES DE PEREGRINACIÓN
Otros puntos sagrados del Camino donde podrás encontrar respuestas y armonía espiritual.

TOP TEN

CAMINO DE LEVANTE

No te pierdas nuestros TOP TEN en tu peregrinación hacia Caravaca de la Cruz.
d
01
DE
PEREGRINO
d
02
POR LA VÍA
VERDE
d
03
DE PASEO
POR MURCIA
d
04
MOLINA MEDIEVAL
d
05
GUARDA EL SECRETO
d
06
UN REAL
MONASTERIO
d
07
UN ALTO EN
EL CAMINO
d
08
¿TE MARAVILLAS?
d
09
LA CIUDAD PERDIDA
d
10
CIUDAD
SANTA
DE
PEREGRINO
No dejes para mañana lo que puedas peregrinar hoy. Y es que no todos los días se tiene la suerte de visitar una de las cinco ciudades del mundo que celebra el jubileo perpetuo. En la basílica de Caravaca se custodia la Santísima y Vera Cruz, una reliquia venerada desde el siglo XIII en cuyo interior se guardan fragmentos de la Cruz en la que murió Cristo. Éste es uno de esos lugares especiales al que acuden viajeros procedentes de todo el planeta y cuya atmósfera merece la pena ser experimentada al menos una vez en la vida. Y si quieres vivir la experiencia de una manera aún más profunda, te aconsejamos hacer el Camino de la Cruz, un antiguo itinerario de casi 900 kilómetros lleno de escenarios con encanto, sentimientos y magia que enlaza el Camino de Santiago a la altura de Roncesvalles con el Santuario de la Vera Cruz en Murcia. En la actualidad, el camino se encuentra completamente señalizado y puesto a punto para facilitar la travesía.
POR LA VÍA
VERDE
Si te gusta el senderismo o el ciclismo, aquí tienes una buena noticia. El antiguo trazado del ferrocarril que unía Caravaca con Murcia se encuentra acondicionado como Vía Verde para el disfrute de todos. Un total de 78 km. de camino natural con 7 albergues para que puedas hacer parada y fonda en cualquiera de sus tramos. Caravaca también cuenta con un buen número de senderos de pequeño recorrido, senderos ecoturísticos y diversas rutas de peregrinación que confluyen aquí desde distintos puntos de España y de la Región. ¿Preparado para ponerte en marcha?
DE PASEO
POR MURCIA
Murcia es para moverse a pie. Deambular por la Trapería y Platería y dejarse llevar por el aroma del café recién elaborado, disfrutar de sus plazas y contemplar el atardecer recorriendo el Paseo del Malecón, entre jardines y huertas, no tiene precio. Otra buena idea es que alquiles una bici y eches a rodar. Seguro que por el camino encontrarás algo que merece la pena ser visto y que no se encuentra en ninguna guía. Sea cual sea el motivo de tu viaje, merece la pena que hagas un hueco en tu programa y te detengas en las zonas comerciales del centro, en sus tiendas con encanto, en sus mercados y mercadillos al aire libre y, cómo no, en su Centro de Artesanía, donde seguro que encontrarás un pedacito de esencia murciana para llevarte a casa.
MOLINA MEDIEVAL
Esta ruta por el casco antiguo de Molina pone bajo tus pies ocho siglos de cultura en menos de dos horas y media de recorrido. A medida que camines te irá resultando más y más fácil evocar cómo era la vida de los molinenses durante la Edad Media. Por aquí pasó el Cid y aquí se originó la causa de su segundo destierro por orden del rey Alfonso VI. La alcazaba en lo alto del cerro y los restos de la muralla que protegía a la población en su interior te harán más fácil revivir nuestro pasado más épico.
GUARDA EL SECRETO
Si quieres darte un chapuzón en aguas vivificantes, entre exuberante naturaleza y una cascada de varios metros de altitud, el Salto del Usero no te defraudará. Cuenta la leyenda que una mora murió en estas aguas por amor a un cristiano. Desde entonces, cada año en la Noche de San Juan se recrea la escena para celebrar esta velada mágica. Si vienes, no olvides probar el agua que la mora lleva en su cántaro, dicen que trae suerte.
UN REAL MONASTERIO
En el casco antiguo de Mula, en la parte alta de la ciudad, se alza el Real Monasterio de la Encarnación, levantado sobre una ermita del siglo XVI de la que solo se conserva la torre del campanario. El edificio, que está considerado una de las joyas arquitectónicas de Mula, tiene un claustro de planta cuadrada de dos cuerpos que da acceso a las diferentes dependencias de la comunidad clarisa. VER MÁS
UN ALTO EN EL CAMINO
El bello paraje de El Niño, emplazado a unos pocos kilómetros de Mula, ha sido tradicionalmente fonda y lugar de avituallamiento para los viajeros, por lo que ya es tradición hacer aquí un alto en el camino para aliviar el hambre y el cansancio. Muy cerca se encuentra la ermita del Niño, lugar de peregrinaje donde según se dice se apareció el Niño Jesús al pastor Pedro Botía, que en ese momento conducía su ganado por el paraje de El Balate.
¿TE MARAVILLAS?
El Santuario de la Virgen de las Maravillas, también conocido como el convento Franciscano de San Esteban, es un foco de atracción espiritual tanto para los habitantes de la localidad como para los turistas. Declarado Monumento Nacional y construido entre los siglos XVI y XVIII, éste es uno de los pocos ejemplos de barroco murciano genuino que todavía subsisten. El santuario acoge desde 1725 la imagen de Maria Santísima de las Maravillas, una hermosa virgen que al poco tiempo de llegar se convirtió en la Patrona de la villa. De la zona conventual, la que más te llamará la atención es el claustro barroco de su interior, eje sobre el cual gira el resto de las edificaciones del convento.
LA CIUDAD PERDIDA
Si quieres vivir una experiencia arqueológica en estado puro, a tan sólo 3 km. de Cehegín encontrarás la ciudad romano-visigoda de Begastri, considerada como la villa de estas características más importante del país. Íberos, romanos y visigodos se establecieron en este entorno que fue sede episcopal durante su época de máximo esplendor y que ha permanecido oculto cientos de años. Su símbolo es la 'Cruz Monogramática'.
CIUDAD SANTA
Caravaca de la Cruz es una de las cinco ciudades del mundo que cuentan con el privilegio de poder celebrar el Jubileo Perpetuo. Encomienda de templarios y caballeros, esta tierra está invadida por el olor a tomillo, olivares, por las encinas centenarias y los manantiales, como los que nacen en el paraje natural de Las Fuentes del Marqués. Éste es uno de esos lugares especiales al que acuden viajeros procedentes de todo el planeta y cuya atmósfera merece la pena ser experimentada al menos una vez en la vida. ¿La mejor manera de llegar a ella? Peregrinando por el Camino de la Cruz que parte desde Roncesvalles y que pasa por cinco comunidades autónomas.
DE PEREGRINO
No dejes para mañana lo que puedas peregrinar hoy. Y es que no todos los días se tiene la suerte de visitar una de las cinco ciudades del mundo que celebra el jubileo perpetuo. En la basílica de Caravaca se custodia la Santísima y Vera Cruz, una reliquia venerada desde el siglo XIII en cuyo interior se guardan fragmentos de la Cruz en la que murió Cristo. Éste es uno de esos lugares especiales al que acuden viajeros procedentes de todo el planeta y cuya atmósfera merece la pena ser experimentada al menos una vez en la vida. Y si quieres vivir la experiencia de una manera aún más profunda, te aconsejamos hacer el Camino de la Cruz, un antiguo itinerario de casi 900 kilómetros lleno de escenarios con encanto, sentimientos y magia que enlaza el Camino de Santiago a la altura de Roncesvalles con el Santuario de la Vera Cruz en Murcia. En la actualidad, el camino se encuentra completamente señalizado y puesto a punto para facilitar la travesía.
FIESTAS ESPECTACULARES
Si tienes alma festera, hay citas y lugares que no pueden faltar en tu agenda. Este es el caso de las fiestas patronales de Caravaca de la Cruz, que se celebran del 1 al 5 de mayo y que están declaradas de Interés Turístico Internacional. Sus dos eventos más destacados: los Moros y Cristianos y los Caballos del Vino, un festejo que atrae a miles de personas y cuya espectacularidad rebasa todos los límites conocidos. Sólo tienes que asistir a la atronadora carrera por la cuesta del castillo para comprobarlo. Si no quieres desentonar, no olvides llevar un pañuelo rojo al cuello.
CUADRILLAS DE BARRANDA
Dicen que en el pequeño pueblo de Barranda se encuentra la tradición más antigua de música folclórica del país, una tradición que se ve plasmada el último domingo de enero durante La Fiesta de las Cuadrillas. Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, este clásico entre los festivales de música popular es capaz de reunir a pie de calle a varios miles de personas que convierten la localidad en un enorme escenario al aire libre donde trovadores, músicos y bailarines exhiben sus mejores galas, siempre acompañados de buena comida y buen vino.
UN PARAJE CON ENCANTO
Situado a poco más de dos kilómetros del casco urbano de Caravaca te espera uno de los parajes más bonitos de la Región, las Fuentes del Marqués. Manantiales y nacimientos de agua pura, mucha naturaleza y un indiscutible encanto harán que te encuentres a tus anchas. Aquí se levanta un antiguo Torreón Templario rodeado de leyendas que durante la Edad Media sirvió como avanzadilla para la defensa contra los musulmanes y que ahora alberga el Centro de Interpretación de la Naturaleza.
RUTA POR LOS ORÍGENES
Los primeros vestigios del poblamiento de Caravaca se remontan al Paleolítico. Desde entonces hasta nuestros días, decenas de yacimientos arqueológicos testimonian su pasado. De entre todos ellos, el que no debes perderte es el Complejo Arqueológico de La Encarnación, donde se concentran restos prehistóricos, íberos, romanos y medievales. Un paraíso para "arqueologonautas".
DE MUSEOS
A estas alturas te recomendamos hacer un alto en el camino para entrar en alguno de los museos de la ciudad. Uno de los más originales es el de la Música Étnica de Barranda, donde se exhiben alrededor de 1.000 instrumentos musicales de todas las épocas y todos los continentes. Emplazado en una pedanía de menos de 900 habitantes y construido sobre los restos de un molino harinero del siglo XIX, este museo haría las delicias de cualquier capital del mundo. Otras paradas recomendadas son el Museo de la Vera Cruz, el Arqueológico, el de la Fiesta, el Museo Carrilero y el de Miniaturas de Ángel Reinón.
LOS PILARES DE LA TIERRA
Como no podía ser de otra manera, Caravaca cuenta con uno de los mejores conjuntos de arquitectura religiosa de la Región de Murcia. Una fabulosa red de iglesias, conventos y otros espacios de oración inunda un trazado laberíntico en el que es fácil perderse... aunque perderse por estas callejuelas, placetas y callejones sin salida, supone de todo menos un problema. La Iglesia de la Soledad, la del Salvador y la Compañía de Jesús, el Templete, el monasterio de Santa Clara, las ermitas de Santa Elena, San Sebastián y la Reja y la magnífica Basílica de la Santísima y Vera Cruz son paradas obligadas.
POR LA VÍA VERDE
Si te gusta el senderismo o el ciclismo, aquí tienes una buena noticia. El antiguo trazado del ferrocarril que unía Caravaca con Murcia se encuentra acondicionado como Vía Verde para el disfrute de todos. Un total de 78 km. de camino natural con 7 albergues para que puedas hacer parada y fonda en cualquiera de sus tramos. Caravaca también cuenta con un buen número de senderos de pequeño recorrido, senderos ecoturísticos y diversas rutas de peregrinación que confluyen aquí desde distintos puntos de España y de la Región. ¿Preparado para ponerte en marcha?
UN MERCADO MEDIEVAL
Muy recomendable para curiosos y buscadores de tesoros. El tercer domingo de cada mes se celebra el Mercado del Peregrino, el mejor lugar para comprar artesanía y productos típicos de la zona. Si te quedas con ganas de más, durante el puente de la Constitución una gran parte del casco antiguo se transforma y multitud de artesanos salen a la calle para mostrar el fruto de su trabajo mientras se suceden demostraciones, degustaciones y actuaciones de animación para público adulto e infantil.
GASTRONOMÍA CON UN 10
En esta tierra son típicas las migas ruleras, los potajes y la tartera, un asado de cordero y patatas acompañado de alioli. Asimismo destaca la amplia variedad de arroces típicos, con conejo, pollo, garbanzos, caracoles, níscalos y bacalao. En cuanto a la repostería, simplemente sería una lástima que te fueras sin probar el alfajor o sus famosísimas yemas, dulces a base de yema de huevo y azúcar, recubiertos de caramelo o chocolate. Y es que hasta en las ciudades más santas hay sitio para la tentación ¡Realmente exquisitas! Para terminar con una buena digestión, es tradición probar las bebidas de elaboración casera, como la mistela y el licor café.
A PEDIR DE BOCA
Ir de terraza en terraza, de plaza en plaza, callejeando por la ciudad y disfrutando de la vida al aire libre es una de las mejores maneras de mimetizarte con el ambiente murciano. El buen clima y el mestizaje cultural han convertido a los murcianos en una de las especies más aptas para el disfrute del jaleo. Aquí, tomar unas "cañicas" mientras se habla de todo y de nada, es un placer. Pero si además, a esto se le adjuntan un par de tapas típicas de la Región, podemos hablar de puro lujo No te podrás resistir ante las marineras, los caballitos, los matrimonios o los pasteles de carne. Otros platos muy de aquí son los michirones, la ensalada murciana, el pisto o unas simples habas crudas de la huerta acompañadas de bonito en salazón o unos gajos de tomate. Los más golosos no pueden dejar de probar los paparajotes, una hoja de limonero rebozada en una masa de harina, huevo, leche y raspadura de limón, que posteriormente se fríe y se espolvorea con canela y azúcar. Acompañada con un vasito de vino dulce es todo un placer de lo más murciano. Pero que no intenten engañarte; la hoja NO se come.
DE FESTIVALES
Murcia acoge en mayo dos colosos festivaleros, el SOS y el Murcia Tres Culturas, dos aventuras sónicas completamente distintas pero igual de atractivas. Música y artes para la tolerancia, para la convivencia, para la solidaridad y la sostenibilidad. Al llegar julio la ciudad defiende su condición capitalina con el Festival Internacional de Folklore en el Mediterráneo, el festival más longevo de toda España y un encuentro exquisito de sensibilidades procedentes de todos los rincones del planeta. Por su parte, los apasionados del séptimo arte hallarán su pequeño olimpo en uno de los festivales de cine más jóvenes a la vez que prometedores, el Ibn Arabi International Film Festival, una semana de cine de autor y actividades complementarias que se celebra en marzo y que tiene como misión rescatar los tesoros fílmicos que normalmente son engullidos por las grandes productoras comerciales. A los más nostálgicos, los más románticos y los niños, Murcia les propone recordar el intenso placer de escuchar cuentos y de ver títeres en el Festival Internacional de Teatro de Títeres de la Región de Murcia, Títeremurcia, un derroche de creatividad que en noviembre llena la ciudad del mejor público del mundo.
DE PASEO
Murcia es para moverse a pie. Deambular por la Trapería y Platería y dejarse llevar por el aroma del café recién elaborado, disfrutar de sus plazas y contemplar el atardecer recorriendo el Paseo del Malecón, entre jardines y huertas, no tiene precio. Otra buena idea es que alquiles una bici y eches a rodar. Seguro que por el camino encontrarás algo que merece la pena ser visto y que no se encuentra en ninguna guía. Sea cual sea el motivo de tu viaje, merece la pena que hagas un hueco en tu programa y te detengas en las zonas comerciales del centro, en sus tiendas con encanto, en sus mercados y mercadillos al aire libre y, cómo no, en su Centro de Artesanía, donde seguro que encontrarás un pedacito de esencia murciana para llevarte a casa.
UNA GRAN PLAZA
Conocida popularmente como la plaza de la Catedral, la plaza del Cardenal Belluga aglutina algunos de los principales símbolos de la ciudad, como la Catedral de Santa María, el Palacio Episcopal o el Edificio Moneo. Encontrarás inevitable entrar en el Museo de La Catedral, subir a su torre, recorrer los soportales y sentarte en cualquiera de las terrazas de este emblemático espacio para contemplar el vaivén de los turistas mientras disfrutas de las vistas y de la gastronomía más típica.
MUSEOS
PARA TODOS
Venir a Murcia y no ir de museos es pecado. Tan variados y tan distintos entre ellos, que podrás dedicar el día entero a visitarlos sin cansarte. Seguramente el más significativo de la ciudad sea el de Salzillo, donde espera la colección más completa e importante de este genial escultor murciano, con sus pasos de Semana Santa, el belén de 556 piezas y una recopilación de sus bocetos originales. Destaca también el museo de Santa Clara, donde se exhibe la mejor colección de arte islámico de la Región junto con el rico patrimonio histórico-artístico de las monjas clarisas; y el de Ramón Gaya, un museo íntimo que reúne las principales obras del pintor murciano más ilustre del siglo XX. Otros museos muy destacados son el de La Catedral, el Arqueológico, el de Bellas Artes, el de San Juan de Dios y, si has pensado disfrutar del día con niños, el de la Ciencia y el Agua y el Acuario de la Universidad.
CON VISTAS
Si quieres disfrutar de Murcia por todo lo alto, no puedes dejar de subir al Quitapesares. Junto al Santuario de La Fuensanta, en pleno Parque Regional del Valle y Carrascoy, este mirador gana muchos quilates de noche y bajo la luz de la luna. También puedes acompañar la experiencia de tapas o con una copa de vino. No obstante, es a pleno día cuando se comprende lo privilegiados que son los murcianos por tener tan a tiro de piedra esta magnífica sierra, ideal para la práctica de deportes como el senderismo, la escalada, el ciclismo y la orientación.
En una pequeña atalaya de la zona norte, con una vista opuesta a la anterior pero igualmente interesante, encontrarás Terra Natura, un parque temático donde se recrean hábitats naturales de todo el planeta y donde además aguarda un parque acuático con toboganes, piscinas y río artificial. Entre los mayores reclamos del lugar se encuentra el disfrutar de un baño acompañado por leones marinos. Idóneo para aventureros de andar por casa.
ABIERTO HASTA EL AMANECER
Si te gusta trasnochar en vacaciones, tienes que saber que Murcia es uno de los destinos españoles con más movimiento nocturno. Además de locales y clubes de todo tipo, encontrarás restaurantes que abren hasta tarde, chiringuitos y hoteles realmente asequibles. Entre las costumbres más extendidas de la vida murciana, una de las más populares es recibir la caída de la noche en alguna terraza del centro, algo posible todo el año gracias al buen clima y al carácter abierto de la ciudad.
SOBRE EL ESCENARIO
¿Hace cuánto que no vas al teatro? Venir a Murcia y poder disfrutar de un espectáculo en el legendario Teatro Romea es una apuesta ganadora. Siéntate en la butaca mientras se apagan las luces y prepárate para soñar. Otros escenarios relevantes donde puedes dirigirte si quieres robarle un poco de tu tiempo a la rutina son el del Auditorio y Centro de Congresos Víctor Villegas, el Teatro Circo y el Centro Escénico Puppa Clown.
VEO VEO
Veo veo algo que empieza por C... C de Catedral y de Casino. La Catedral es el templo más importante de la Región y uno de sus grandes símbolos. Con más de 600 años de historia y construida sobre la antigua mezquita aljama o mayor de la ciudad, este monumento es un ejemplo perfecto de superposición de estilos, que van desde el gótico, al renacentista y al barroco más grandioso. Encontrarás inevitable entrar en su museo, subir a la torre, contemplar su imafronte y visitar la capilla de los Vélez y la de Junterón. Una curiosidad: en una urna que se conserva junto al Altar Mayor reposa el corazón del rey Alfonso X El Sabio.
El Casino ha constituido encrucijada de la vida social murciana desde el siglo XIX. La visita a este emblemático edificio emplazado en el corazón de la capital supone una delicia para los amantes de la elegancia. Se trata de toda una institución en plena Trapería, que en la actualidad se ha convertido en un centro dinamizador de la cultura y de los valores de convivencia. No olvidarás su salón de baile estilo Luis XV.
VEN EN PRIMAVERA
Visitar Murcia durante sus Fiestas de Primavera es un hábito altamente beneficioso para la salud. Con un clima perfecto, las plazas y jardines se llenan de color, de aromas, de barracas huertanas donde se degusta la gastronomía típica y de actos tradicionales como el Desfile "Murcia en Primavera", el Certamen de Tunas y el Testamento sardinero. Los días más importantes son el martes del Bando de la Huerta y el sábado del Entierro de la Sardina, ambos declarados de Interés Turístico Internacional. En el Bando, murcianos y visitantes ataviados con el traje típico huertano, se lanzan a la calle y disfrutan de una jornada festiva que culmina con una gran cabalgata costumbrista. El Entierro de la Sardina ofrece un espectacular desfile, mezcla de mito, carnaval y fuera del tiempo, que culmina con la aparición de decenas de carrozas desde las que se lanzan miles de juguetes para los más pequeños. Seguro que será el entierro más divertido al que nunca hayas asistido.
EN BUENA COMPAÑÍA
Supone una gran sorpresa llegar al Parque de la Compañía, un oasis natural que llama la atención en medio de una ciudad con un perfil tan industrial como éste. Aquí conviven las zonas verdes con elementos culturales como la Noria del Parque, el Auditorio y paseos arbolados como el de Las Letras. Si posas tu atención sobre el suelo de este bello bulevar encontrarás las placas con los nombres de los principales escritores del municipio; un homenaje a una generación de literatos de éxito conocidos como los Autores del Meteorito, cuyo talento, según la leyenda, está relacionado con la misteriosa radiación que generó el impacto de un gigantesco meteorito que cayó en el municipio en 1858.
EL ARTE DE SWING
El golf, como todo arte, requiere dedicación. Te aseguramos que si eres aficionado a este deporte, en el campo de Altorreal no querrás dejar de practicarlo nunca. Situado entre montañas semidesérticas, se esconde este paraje natural con más de 20.000 árboles, escuela de juego, servicios de todo tipo y un magnífico campo de 18 hoyos que se caracteriza principalmente por su innovación en la utilización del agua. Apto para jugadores de todos los niveles.
¿MANTEL O CUADROS?
Para conocer a fondo la gastronomía de Molina de Segura sigue las instrucciones de uso. Primero, busca los establecimientos distinguidos con La Dama, un reconocimiento que poseen aquellos locales de máxima calidad que apuestan por los productos de la tierra. Después, sólo te queda elegir entre algún plato de los de siempre, como las migas ruleras, el arroz a la huertana, la olla de cerdo o el mondongo viudo, o bien dar el paso hacia la cocina de vanguardia y disfrutar de los sabores y fusiones más sofisticadas de mano de los restaurantes más innovadores... siempre con acento mediterráneo.
EL ÚLTIMO SUPERVIVIENTE
Si eres de los quieren saber de antemano qué van a ver durante su viaje, aquí no hay posibilidad de dudas: verás a la malvasía cabeciblanca, una extraña ave acuática que resiste a la extinción en el humedal de las Lagunas de Campotéjar. Este paraje es un paraíso ornitológico donde además de disfrutar del avistamiento de aves, podrás llevarte estampas inolvidables de extensos campos de regadíos, atardeceres de ensueño y reflejos fantásticos sobre las extensas láminas de agua del humedal.
BSIDE
"Espectáculo, música, diversión... El BSide ellos son". Si estás dispuesto a recibir una buena sacudida sónica, ven a este festival que se celebra el segundo fin de semana de septiembre en el campo de fútbol Sánchez Cánovas, y que reúne lo último en música independiente, pop y electrónica. Sólo así averiguarás por qué ésta se ha convertido en una de las grandes citas dentro del circuito festivalero español. Te aseguramos nueve horas de música ininterrumpida y mucha fiesta.
SIN TELÓN
Al llegar el mes de octubre, la localidad molinense celebra su Festival Internacional de Teatro prescindiendo del telón y de las butacas. Y es que estás ante la propuesta regional más importante de teatro de calle, experimental y reivindicativo. Aunque predominan los espectáculos al aire libre, los más tradicionales o los que requieren sala cerrada también tienen su sitio en los escenarios de los pubs de la ciudad o en el Teatro Villa de Molina. Si estás decidido en emprender un viaje teatral pero no puedes asistir durante las fechas del festival, no sufras, durante todo el año este teatro acoge estrenos para todos los gustos.
CHIM CHIMNEY...
No podemos prometerte que si te apuntas a la ruta de las chimeneas chasquees los dedos y todo vuelva a su sitio, ni que abras el paraguas y salgas volando para bailar y saltar sobre las chimeneas de la ciudad, pero sí que emprenderás un viaje en el tiempo hasta el potente pasado industrial de Molina. El camino te llevará de plaza en plaza y de jardín en jardín hasta los lugares que ocupaban las antiguas fábricas de la localidad, hoy reconvertidas en espacios lúdicos y culturales custodiados por llamativas esculturas contemporáneas y zona de juegos para niños.
VENTANA AL PASADO
El Museo de la Albarda es uno de los más inusuales y curiosos de la zona. Aquí, como en una caja de Pandora tamaño XXL, se conservan todas aquellas costumbres que desde tiempos remotos han regido la vida cotidiana de los habitantes del lugar. Tras una introducción sobre medio natural y antropología, entrarás a la que quizá sea la sala más llamativa, donde se muestra todo lo relacionado con las creencias mágicas, las fiestas tradicionales, la medicina natural, los juegos y las predicciones meteorológicas. Un guiño a rituales arcanos que en algunos casos, todavía siguen muy presentes.
DE SHOPPING
El ambiente de compras de Molina de Segura es único. Las calles del centro rebosan de comercios repletos de sugerencias en los que no podrás evitar detenerte y en los que seguro que encontrarás algún recuerdo que llevarte contigo. Una de las citas más sugerentes para los amantes del shopping es la del mercado del sábado por la mañana en el parque de La Compañía, una exhibición por todo lo alto de productos y costumbres locales. También destaca el Zoco del Guadalabiad, un mercado de artesanía que se celebra el primer sábado de cada mes y que acoge talleres y demostraciones en vivo. Molina también es famosa por su peletería, emplazándose los principales talleres de confección y venta de pieles a la entrada de la localidad, en la Avenida de la Industria.
MOLINA MEDIEVAL
Esta ruta por el casco antiguo de Molina pone bajo tus pies ocho siglos de cultura en menos de dos horas y media de recorrido. A medida que camines te irá resultando más y más fácil evocar cómo era la vida de los molinenses durante la Edad Media. Por aquí pasó el Cid y aquí se originó la causa de su segundo destierro por orden del rey Alfonso VI. La alcazaba en lo alto del cerro y los restos de la muralla que protegía a la población en su interior te harán más fácil revivir nuestro pasado más épico.
RUTA DEL VINO
Si eres fan del buen vino, Bullas te conquistará. Para conocer a fondo su Denominación de Origen la mejor opción es seguir este itinerario que incluye catas, museos, bodegas y paseos por los campos de viñedos. Sólo en el casco urbano podrás encontrar más de 200 bodegas tradicionales conservadas parcial o completamente. Una gran manera de aprender, saborear y sobre todo de disfrutar, que es de lo que se trata.
MÁS VINO
El Museo del Vino y Casa-Museo Don Pepe Marsilla son dos de las paradas imprescindibles en Bullas. El primero está ubicado en una bodega tradicional en perfecto estado de conservación. Aquí descubrirás el proceso de elaboración del vino en sus formas tradicionales y modernas y la relación que ha tenido esta tierra con la viticultura desde la época de los romanos. Imprescindible bajar al sótano entre bóvedas de ladrillo y tinajas semienterradas en el suelo. En la Casa Pepe Marsilla verás que el reloj del tiempo se ha detenido en el año 1900. Los frescos, trampantojos y el resto de la decoración modernista de la zona residencial compite en espectacularidad con la zona de labor y con las bodegas.
COMPRAS Y ARTESANÍA
El mercadillo de El Zacatín se celebra el primer domingo de cada mes convirtiendo el entorno de la Plaza Vieja y del Castillo en un epicentro de la artesanía, donde se reúnen juglares, cuentacuentos, gaiteros y alquimistas de la Edad Media. No te pierdas las demostraciones artesanales de antiguos oficios ya olvidados y disfruta de las degustaciones. Una curiosidad: éste es el único mercadillo de la Región que se celebra durante todo el año.
GUARDA EL SECRETO
Si quieres darte un chapuzón en aguas vivificantes, entre exuberante naturaleza y una cascada de varios metros de altitud, el Salto del Usero no te defraudará. Cuenta la leyenda que una mora murió en estas aguas por amor a un cristiano. Desde entonces, cada año en la Noche de San Juan se recrea la escena para celebrar esta velada mágica. Si vienes, no olvides probar el agua que la mora lleva en su cántaro, dicen que trae suerte.
ENTRE VIÑEDOS
Situado a seis kilómetros de la localidad se encuentra el Valle del Aceniche, un precioso enclave natural rodeado de pinares en el que crecen cepas de más de medio siglo de antigüedad. Tierras altas, aire puro y un fresco microclima para los que huyen del calor. El lugar es tan bonito que parece que todo ha sido colocado a propósito, como en un cuadro. No importa si lo recorres a pie, en bici o en todo terreno...te darán ganas de quedarte para siempre.
BULLAS MODERNISTA
Partiendo de la Plaza de España, esta ruta transcurre por el Camino Real y la Avenida de Cehegín entre edificios señoriales del siglo XX. La Torre del Reloj, las fachadas de la casa de los Carreño y la casa Marsilla de Pascual son algunos de los exponentes modernistas de mayor interés. Se trata de un paseo elegante y alegre, que fascina por las formas irregulares e intensos cromatismos de las edificaciones.
LA FIESTA DEL VINO
Conciertos de jazz y flamenco, recitales, exposiciones de pintura y otras actividades como catas y rutas de la tapa dan forma a estas fiestas que se celebran en febrero y que tienen al vino como protagonista indiscutible. Ésta es una gran ocasión para degustar los mejores vinos con Denominación de Origen y disfrutar de ricos maridajes. Y es que como se preguntan los oriundos del lugar: "El que viene a Bullas y no bebe vino ¿a qué vino?"
PARAÍSO NATURAL
Los que huyen de las prisas de la ciudad y del estrés encontrarán a tan sólo un kilómetro del centro de la localidad un paraíso donde reconectar con la naturaleza y descansar, el paraje de La Rafa. Puedes elegir entre acercarte al camping o al Centro de Agroecología y Medio Ambiente de Murcia, el CEAMA. Este último, además de ofrecer talleres y prácticas de agricultura ecológica y ecodesarrollo, propone sendas temáticas, talleres, visitas al observatorio astronómico y otras actividades de ocio.
CONTINÚA LA FIESTA
A finales de septiembre y en plena vendimia se celebran las Fiestas en honor a la Virgen del Rosario, patrona de la localidad elegida por votación popular en 1723. Estos festejos atraen cada año a turistas, vecinos y curiosos, que acuden a la Plaza Vieja a disfrutar del tradicional pisado de la uva, la bendición del primer mosto y la inauguración de la fuente del vino. Los más fiesteros encontrarán la horma de su zapato en la Diana, unos festejos que comienzan el sábado a las 7 de la mañana y a los que acuden cientos de personas para lanzarse decenas de kilos de harina, huevos crudos y litros de cerveza y vino. ¿Tienes el cuerpo a punto?
DULCE TENTACIÓN
Aunque no dudamos de que podrás encontrar torrijas en muchos otros lugares, te aseguramos que en ningún otro sitio te sabrán tan ricas como en Bullas. Así que, apúntatelo, no puedes irte de aquí sin probar estos bizcochos bañados en almibar o bien comprarlas para llevártelas en la maleta. Además de este delicioso postre, te animamos a que eches un vistazo a la artesanía local y a que pruebes la miel, los embutidos y los productos de la tierra.
REDOBLES Y TAMBORES
Cada Martes Santo, a las 12 de la noche, Mula acoge un terremoto acústico que se prolonga ininterrumpidamente hasta las 4 de la tarde del día siguiente. Es la Noche de Los Tambores. Todo el mundo puede participar en esta fiesta, siendo el único requisito vestir túnica negra y traer un instrumento de percusión. Si tienes suerte quizá puedas presenciar la Pángana, un espectáculo espontáneo en el que dos tamboristas compiten frente a frente por demostrar quien aguanta más o quien toca mejor.
DEL ENEOLÍTICO A LOS ÍBEROS
Os animamos a que visitéis uno de los yacimientos rupestres más importantes de la Región, el Abrigo del Milano. Las pinturas que en él te aguardan tienen más de 6.000 años de antigüedad. Además también se conserva un espectacular enterramiento de época eneolítica. Por su parte, el museo de Cigarralejo es un referente para el estudio de la Cultura Íbera a nivel mundial. Acoge una colección de 80 ajuares funerarios procedentes de una necrópolis íbera cercana, así como otras piezas de cerámica, esculturas pétreas y armamento.
GUÁRDANOS EL SECRETO
Uno de los secretos mejores guardados de Mula es el paraje de Fuente Caputa, escondido, donde podrás disfrutar de un paseo al fresco y de un baño tonificante rodeado de naturaleza. La senda que lleva a la última balsa es fácil y divertida de recorrer, sólo hay que seguir el riachuelo. Las aguas de estos manantiales desembocan en el Pantano de La Cierva, otro sitio precioso para ir de excursión.
CASAS Y CASTILLOS
Emblema de la localidad, la Casa Pintada es una casa-palacio de 1770 y en la actualidad un Centro de Interpretación del arte contemporáneo, donde se exponen más de 150 piezas, entre esculturas y pinturas del celebre artista muleño Cristóbal Gabarrón. Por su parte el Castillo de los Vélez, situado en lo más alto de la localidad, es uno de sus principales atractivos. Aunque no se puede entrar a su interior, desde allí se domina todo el valle pudiendo conseguir unas impactantes vistas.
UN ALTO EN EL CAMINO
El bello paraje de El Niño, emplazado a unos pocos kilómetros de Mula, ha sido tradicionalmente fonda y lugar de avituallamiento para los viajeros, por lo que ya es tradición hacer aquí un alto en el camino para aliviar el hambre y el cansancio. Muy cerca se encuentra la ermita del Niño, lugar de peregrinaje donde según se dice se apareció el Niño Jesús al pastor Pedro Botía, que en ese momento conducía su ganado por el paraje de El Balate.
VÍA VERDE DEL NOROESTE
Este tramo de la Vía Verde va desde los Baños de Mula hasta Bullas. No tendrás ningún problema para seguir el camino, ya que se encuentra completamente señalizado y acondicionado para senderistas, ciclistas y jinetes. El contraste entre el paisaje de badlands, los pinares y los frondosos huertos de limoneros es sencillamente increíble. Además para hacer más genuina tu estancia tienes la opción de alojarte en los albergues del municipio.
LA VIDA ROMANA
La antigua villa romana de Los Villaricos es uno de los exponentes arqueológicos más importantes del municipio muleño. El yacimiento se divide en un área residencial, con zonas termales y espacios domésticos, y otra de trabajo, en la cual se han conservado los restos de almazaras destinadas a la producción de vino y aceite.
ARTESANÍA Y TRADICIÓN
El Mercadillo de las Cuatro Plazas se celebra el segundo domingo de cada mes, excepto en junio, julio y agosto, y en él se dan cita los mejores artesanos de la comarca para ofrecer productos que van desde útiles de forja y esparto hasta objetos de madera, embutidos, pan, dulces, alfarería, alfombras, quesos o manualidades. Aquí es posible ver en vivo demostraciones artesanas, degustar productos típicos y participar en actividades y animaciones.
UN PAISAJE DE CUENTO
Otra de las experiencias Top de Mula es la floración del almendro, en la Umbría de Sierra Espuña. Para asistir a este espectáculo lo mejor es ir en febrero a las inmediaciones de la pedanía de Casas Nuevas, donde se concentra la mayor densidad de almendros de toda la Región. Allí te saldrá al paso un mar de pétalos blancos y rosados cuyos destellos anuncian el declive del invierno y que, junto con el verde de la Umbría, forman la piel de un paisaje alfombrado propio de cuento de hadas.
UN REAL MONASTERIO
En el casco antiguo de Mula, en la parte alta de la ciudad, se alza el Real Monasterio de la Encarnación, levantado sobre una ermita del siglo XVI de la que solo se conserva la torre del campanario. El edificio, que está considerado una de las joyas arquitectónicas de Mula, tiene un claustro de planta cuadrada de dos cuerpos que da acceso a las diferentes dependencias de la comunidad clarisa. VER MÁS
CASCO ANTIGUO
El casco antiguo de Cehegín es sin duda uno de los más bonitos de la Región. Declarado Conjunto Histórico Artístico, estas calles y callejuelas repletas de casas señoriales, palacios, iglesias, miradores y más de 116 escudos nobiliarios son un museo en sí mismo. Merece la pena que detengas tu paseo en las Iglesias de Santa María Magdalena, la de la Soledad y la de la Concepción, recientemente restaurada. También son paradas obligadas el Palacio Villar de Felices y el de Jaspe, la Casa Conde de Campillos, el Hospital de la Real Piedad y el Palacio del Duque de Ahumada. Si todavía no entiendes cómo una ciudad puede reunir tanto encanto en tan poco espacio, puedes buscar la respuesta mediante un itinerario con audioguía.
LA CIUDAD PERDIDA
Si quieres vivir una experiencia arqueológica en estado puro, a tan sólo 3 km. de Cehegín encontrarás la ciudad romano-visigoda de Begastri, considerada como la villa de estas características más importante del país. Íberos, romanos y visigodos se establecieron en este entorno que fue sede episcopal durante su época de máximo esplendor y que ha permanecido oculto cientos de años. Su símbolo es la 'Cruz Monogramática'.
TRES POR UNO
El Museo Arqueológico de Cehegín en realidad son tres. Y es que sus salas están repartidas en tres edificios históricos de la Plaza del Castillo que, como pórticos del tiempo, ofrecen la posibilidad de conocer de primera mano las antiguas civilizaciones que habitaron en esta localidad. La Casa del Concejo, el Palacio de los Fajardo y el Edificio anexo de la Calle Mayor comparten una de las colecciones más ambiciosas de la Región, en la que se aborda la época prehistórica, íbera, tardorromana-visigoda y medieval.
SANGRE AZUL
Visitar el Palacio de los Duques de Ahumada es entrar en uno de los inmuebles privados más emblemáticos e interesantes de la Región. Dentro del palacete, ubicado en la calle Mayor, destaca el salón de baile, el despacho del duque, el salón rojo y la capilla, donde se conserva el retablo barroco y diferentes objetos y prendas litúrgicas. En el sótano encontrarás el Museo Etnográfico, en el que se exponen uniformes de la Orden de Santiago, varios trajes de corte de los siglos XIX y XX, una muestra de la artesanía de los alpargateros, tan vinculada con Cehegín, y varios carruajes de caballos en el patio del castillo.
¿TE MARAVILLAS?
El Santuario de la Virgen de las Maravillas, también conocido como el convento Franciscano de San Esteban, es un foco de atracción espiritual tanto para los habitantes de la localidad como para los turistas. Declarado Monumento Nacional y construido entre los siglos XVI y XVIII, éste es uno de los pocos ejemplos de barroco murciano genuino que todavía subsisten. El santuario acoge desde 1725 la imagen de Maria Santísima de las Maravillas, una hermosa virgen que al poco tiempo de llegar se convirtió en la Patrona de la villa. De la zona conventual, la que más te llamará la atención es el claustro barroco de su interior, eje sobre el cual gira el resto de las edificaciones del convento.
EL MESONCICO
El último domingo de cada mes, excepto en verano, en lo más alto del Casco Antiguo de Cehegín se celebra el mercadillo artesanal El Mesoncico, declarado Patrimonio Cultural Europeo. Muchos artesanos de la zona se dan cita aquí para ofrecer productos tan dispares como embutidos, cerámicas, dulces, jabones, vinos o quesos. Los mercadillos son temáticos y en ellos son habituales las degustaciones y las demostraciones en vivo de los antiguos oficios artesanos. Una de las maneras más cómodas de desplazarte es a través de un servicio de transporte gratuito que conecta la Plaza del Mesoncico con el Parking de la explanada del Centro Tecnológico del Mármol.
RUTA DE LA TAPA
La ruta de la Tapa y el Cóctel de Cehegín es un atractivo muy consolidado que atrae cada marzo a miles de visitantes que acuden a degustar las tapas más innovadoras y los mejores cócteles. Te proponemos implicar a tus cinco sentidos en este itinerario gastronómico, con el que podrás ahondar en la riqueza de la cocina mediterránea mientras vas sellando tu rutero y ampliando tus conocimientos sobre ingeniería culinaria. Si no quieres desorientarte, no pierdas de vista el mapa con el que podrás localizar fácilmente la ubicación de los establecimientos participantes. Otra opción es olvidarte de todo, subirte al minibús gratuito e ir de bar en bar según te vaya apeteciendo.
FESTI-SEPTIEMBRE
Las fiestas patronales de Cehegín se celebran cada año del 8 al 14 de septiembre, una época idónea para dejarse caer por la localidad ya que el clima es perfecto y el ambiente es el más animado de todo el año. El punto neurálgico de las fiestas es el Recinto Ferial, donde se instalan unas 150 barracas de grupos y peñas. Además, en estas fechas se llevan a cabo multitud de eventos para todas las edades entre los que destacan la romería rociera, el día de los huertanos y el para los más "cañeros", el Festibando.
ESCUELA DEL VINO
Después de conocer esta propuesta, te volverás loco por volver a la escuela. Ésta en particular se encuentra en el interior de una bodega del s. XVII, concretamente en los sótanos del Palacio de la Tercia, y en ella se enseñan todas las cuestiones relativas al vino, como los tipos de uva, los tipos de copas, de botellas e incluso de saca corchos, los procesos de elaboración de los vinos, las temperaturas de servicio y el maridaje. Como la mejor manera de aprender es practicando, te sugerimos que participes de manera activa en las catas y en los talleres.
LA PERA DEL SABOR
Cehegín es un destino gastronómico de peso. Sus platos más típicos son tan sustanciosos como exquisitos. Aquí destacan el empedrao y el chamorro, las migas, los potajes, la olla de matanza y los arroces en todas sus variantes. Uno de los mayores orgullos de los locales es el pero de Alcuza o pero de Cehegín, una fruta de invierno que a pesar de su nombre es más pera que manzana y que posee unas peculiaridades en cuanto a sabor y aroma que lo hacen diferente al resto de sus congéneres. Los más golosos saciarán sus deseos con dulces típicos como las garrapiñadas, el alfajor o las picardías. Recuerda, una buena manera de introducirte en este universo gastronómico es embarcarte en alguna ruta de la tapa o participar en las degustaciones típicas ofrecidas en los mercadillos artesanales.
MUNDO SUBTERRÁNEO
No tenemos constancia de que Julio Verne estuviera alguna vez en la Región de Murcia pero sin duda le hubiera encantado saber que en Calasparra se encuentra lo más parecido a la entrada al Centro de la Tierra. La Cueva del Puerto, con 14 kilómetros de recorrido, es una cavidad de referencia si te gusta la espeleología y los paisajes de estalactitas y estalagmitas. Aventura, deporte y ciencia, todo en uno.
MESA Y MANTEL
Si con pan y vino se anda el camino, imagina si además le incluimos uno de los mejores arroces de España, el de Calasparra. Su Denominación de Origen casa perfectamente con la de los vinos de Bullas, famosos por su sabor e intensidad. Además, si a esto le añadimos un amplio repertorio de comidas de olla, como el empedrao y el rin ran, y repostería típica, como las yemas de Caravaca de la Cruz, tendremos un suculento itinerario.
LA CIUDAD PERDIDA
A tan sólo 3 km. de Cehegín encontrarás la ciudad romano-visigoda de Begastri, considerada como la villa de estas características más importante del país. Íberos, romanos y visigodos se establecieron en este entorno que ha permanecido oculto durante cientos de años y cuyo símbolo es la 'Cruz Monogramática'. Una experiencia de arqueología en estado puro.
EN LO MÁS ALTO
Una de las razones para venir al Noroeste es subir al pico más alto de la Región, situado en el Macizo de Revolcadores en Moratalla; un desnivel que parece haber sido levantado a propósito para los montañeros. El camino tiene una dificultad media y las vistas desde la cima son asombrosas. Más a ras de tierra se encuentra el Sabinar, un lugar para soñar y que atesora el bosque de sabinas centenarias que te trasladarán millones de años atrás. Y si no te apetece ir de caminata, también puedes contemplar la belleza de la montaña desde alguna de las aldeas vecinas mientras degustas un arroz de pueblo.
CIUDAD SANTA
Caravaca de la Cruz es una de las cinco ciudades del mundo que cuentan con el privilegio de poder celebrar el Jubileo Perpetuo. Encomienda de templarios y caballeros, esta tierra está invadida por el olor a tomillo, olivares, por las encinas centenarias y los manantiales, como los que nacen en el paraje natural de Las Fuentes del Marqués. Éste es uno de esos lugares especiales al que acuden viajeros procedentes de todo el planeta y cuya atmósfera merece la pena ser experimentada al menos una vez en la vida. ¿La mejor manera de llegar a ella? Peregrinando por el Camino de la Cruz que parte desde Roncesvalles y que pasa por cinco comunidades autónomas.
TODO UN CAÑÓN
El Cañón de Almadenes es uno de los parajes naturales más bellos y recónditos de la Región. Sus paredes, que llegan a alcanzan los 120 metros de altura en algunos puntos, están repletas de cuevas y grutas donde se conservan pinturas rupestres declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aquí, la Cueva-Sima de la Serreta es un referente, con 50 figuras en su interior y una vista desde las alturas que te dejará sin palabras. El Cañón es además ideal para la práctica del rafting, el barranquismo, la observación de aves y por sus crestas, el senderismo. Y para los más atrevidos, atravesarlo en tirolina es una experiencia inolvidable.
PATRIMONIO RUPESTRE
La Casa Cristo de Moratalla es un Centro de Interpretación que se dedica a la difusión y conservación de las pinturas rupestres levantinas, declaradas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Se ubica muy cerca del casco urbano de la localidad, a tan sólo 7 kilómetros, en un paraje de gran belleza natural.
UNA VILLA CON ENCANTO
El casco histórico de Cehegín es uno de los más bellos y mejores conservados de toda nuestra región. Altamente recomendable perderse en esta telaraña de callejuelas de aire medieval y disfrutar de sus casas señoriales, palacios, plazas e iglesias. Ya es un ritual llegar a la Plaza de la Constitución para asomarte al Mirador, desde el que se puede obtener una preciosa panorámica de la villa y de las huertas de los alrededores.
VIA VERDE
Si eres de los que disfrutan con el deporte y la naturaleza, te animamos a regalarte una jornada saludable, a pie, en bici o a caballo por la Vía Verde del Noroeste. Se trata de uno de los paseos más agradables, rodeado de naturaleza e historia, que se levanta sobre los antiguos trazados ferroviarios que unían la localidad de Murcia con Caravaca de la Cruz. Un recorrido de 78 kilómetros que alterna entornos desérticos y badlands, con montañas y zonas de pinares y almendros.
MERCADILLOS TRADICIONALES
En el Noroeste se celebran dos de los mercadillos artesanales más emblemáticos de la Región, el del Zacatín en Bullas y el del Mesoncico en Cehegín. El primero es el único que mantiene su actividad a lo largo de todo el año y se lleva a cabo el primer domingo de cada mes, acogiendo en cada edición demostraciones artesanales de antiguos oficios. El del Mesoncico se celebra el último domingo de cada mes, excepto durante los meses de verano.
Facebook Twitter Pinterest Instagram Minube Tripadvisor Youtube
Región de Murcia
Información Turística 968 277 702
Costa Cálida
© Instituto de Turismo de la Región de Murcia
Facebook
Tripadvisor
Twitter
Youtube
Minube
Instagram
Pinterest
Información Turística   968 277 702
Región de Murcia Costa Cálida