Herramientas
Subir
Compartir esta página
Compartir por email Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en pinterest
COMPARTE
Reportar errores
Imprimir
Destino Región de Murcia - Web Oficial

#enlaregiondemurcia

ponte el casco y baja a la mina

Cargando página

Cerrar

Cerrar

Cerrar

Cerrar foto

BUSCAR

Gratis
RUTA DE
LAS TRES
COPAS
INICIO > QUÉ HACER > ENOTURISMO EN LA REGIÓN DE MURCIA > RUTAS ENOTURISMO > RUTA DE LAS TRES COPAS

PRIMER DÍA

Comenzamos nuestro trayecto por el Parque de La Constitución, en el casco histórico de la ciudad. Desde aquí se puede contemplar una de las mejores vistas del centro de Yecla, de sus calles y elementos patrimoniales, divisando al final y, en alto, la entrañable "Iglesia Vieja".

Más adelante, podremos visitar el Teatro Concha Segura, una construcción de finales del siglo XIX, en la que destaca la decoración pictórica del techo, obra del pintor lorquino Manuel Muñoz Barberán.

Continuamos nuestro camino en la Basílica de La Purísima, con su majestuosa cúpula semiesférica construida con teja vidriada azul y blanca y decorada en espiral. Entre sus obras pictóricas y escultóricas, destacan el "Cristo arrodillado ante la Cruz" de José Esteve Bonet, la "Virgen de las Angustias" de Francisco Salzillo y la decoración de las bóvedas, obra de Manuel Muñoz Barberán.

Y adentrándonos en la ciudad visitaremos la Casa Palacio de los Ortega (actual Casa Municipal de Cultura), donde se encuentra situado el Museo de Réplicas de "El Greco" y el Museo Arqueológico.

Aprovechando el paseo que nos dirige a la Plaza Mayor, se podrá contemplar la Iglesia del Hospitalicio, con decoración característica del barroco murciano.

Por fin llegamos a la Plaza Mayor, conjunto histórico formado por una serie de soportales con arcadas renacentistas, que se encuentra limitada por la Casa Consistorial, el Palacio de los Alarcos, la Torre del Reloj, el Alhorín o Pósito del Pan y el Auditorio Municipal, que ha sido recientemente restaurado y en cuya fachada principal aparecen dos estucos del pintor murciano José María Párraga.

De camino al Santuario y aprovechando nuestro paseo, se podrá contemplar la Parroquia de la Asunción o "Iglesia Vieja", construida a mitad del siglo XVI y cuya torre de estilo renacentista destaca por sus frisos de caras esculpidas. En la misma calle se encuentra el Arco de Isabel la Católica, de importante valor histórico.

Haremos un alto en el camino antes de partir a Jumilla, disfrutando de un almuerzo en una de las bodegas de la Ruta del Vino de Yecla que se encuentran por la zona. Sugerimos:

Bodegas Castaño: esta bodega familiar le propone adentrarse en el fascinante mundo del vino y aprender cómo se elabora, desde el viñedo hasta el producto final. Además, se ofrece posibilidad de almuerzo en su acogedor restaurante.

Bodegas Señorío de Barahonda: enclavada y rodeada de viñedos propios, permite no sólo pasear por éstos, sino además conocer de cerca el procedimiento de elaboración del vino, participar en catas, así como la posibilidad de disfrutar de un almuerzo en el restaurante situado en la parte superior de la bodega.

Salida hacia Jumilla.

Comenzamos nuestra ruta por Jumilla con la visita a una de las bodegas de la Ruta del Vino, donde además de una visita guiada para conocer el proceso de elaboración, se degustarán los vinos jóvenes y suaves pero con gran cuerpo que ofrece esta D.O.

Finalizada nuestra estancia en la bodega, recorreremos el casco urbano de Jumilla, donde visitaremos: La Ermita de San Roque. Esta construcción del siglo XVII está dedicada a San Roque, santo protector de las epidemias de peste. Está situada encima de una de las entradas a la ciudad para protegerla. Consta de una sola nave. El piso es de azulejería valenciana con motivos vegetales y predominio de los colores verdes y amarillos. El Palacio del Concejo. Acoge en la actualidad el Museo Arqueológico. Es el único ejemplo de arquitectura civil del Renacimiento en la Región de Murcia. Allí contemplaremos una rica y variada colección de materiales procedentes de yacimientos excavados en el término municipal, del Paleolítico Inferior, Epipaleolítico, Neolítico, Eneolítico, con una pieza única, la "vasija de triángulos rojos" del mundo Íbero. Encontraremos, además, importantes materiales procedentes del conjunto Arqueológico de Coimbra del Barranco Anco, como la pieza escultórica del "Pilar Estela Funeraria de los Jinetes" del S. V a.C.


Sin descripción

SEGUNDO DÍA

Comenzaremos el día en el Castillo de Jumilla, antigua fortaleza y alcázar musulmán construido sobre fortificaciones de épocas anteriores (Edad de Bronce, Íberos y Romanos). En 1461, el Marqués de Villena, levantó la torre del homenaje tal como la conocemos hoy, en estilo gótico, con sus tres pisos, sótano y terraza, poniendo en ella el escudo de sus armas.

Salida hacia Bullas.

Visitaremos el Museo del Vino, que está instalado sobre una antigua bodega tradicional de las de mayor tamaño y producción del viejo Reino de Murcia. Se trata de una construcción de principios del siglo XIX que pertenecía en origen a una de las familias más ricas e influyentes de la comarca: los Melgares de Aguilar.

Más tarde conoceremos una de las bodegas de la Ruta del Vino de Bullas, situada en el incomparable marco del Valle del Aceniche, circundado por sierras de gran valor paisajístico y ecológico.

Disfrutaremos del almuerzo en uno de los restaurantes de la Ruta del Vino de Bullas.

Aprovecharemos para conocer el casco histórico de Bullas, donde se encuentran la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario; la antigua Casa de los Melgares, un edificio modernista de 1925 que alberga la Casa de Cultura; y el Monumento al Viticultor, escultura de bronce de Rafael Pi Belda, que representa el pisado de la uva y que sirve de homenaje a todas aquellas personas que han contribuido a forjar la cultura del vino en esta tierra.

Conoceremos ahora una de las bodegas certificadas de la Ruta del Vino de Bullas que se encuentran en el casco urbano de la localidad.

Cerraremos nuestra ruta con la visita a la Casa-Museo D. Pepe Marsilla, espacio museístico dominado por el estilo modernista, donde se recrea la vida local en torno al año 1900. En su interior se conservan en perfecto estado, tanto la decoración de estilo modernista de la parte residencial, como las diferentes dependencias en las que se dividía la zona de labor. En la bodega podemos apreciar el espacio dedicado a la producción de vino con destino a la venta y otro reservado para guardar los caldos más selectos de consumo particular.

Sin descripción
Facebook Twitter Pinterest Instagram Minube Tripadvisor Youtube
Región de Murcia
Información Turística 968 277 702
Costa Cálida
© Instituto de Turismo de la Región de Murcia
Facebook
Tripadvisor
Twitter
Youtube
Minube
Instagram
Pinterest
Información Turística   968 277 702
Región de Murcia Costa Cálida