Herramientas
Subir
Compartir esta página
Compartir por email Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en pinterest
COMPARTE
Reportar errores
Imprimir
Destino Región de Murcia - Web Oficial

#enlaregiondemurcia

no te pierdas el @SOS48Festival

Cargando página

Cerrar

Cerrar

Cerrar

Cerrar foto

BUSCAR

Gratis

CAMINO DE LA
CRUZ DE CARAVACA

INICIO > QUÉ HACER > RELIGIOSO > CAMINO DE LA CRUZ DE CARAVACA > LA CIUDAD SANTA

LA CIUDAD SANTA

La ciudad de Caravaca de la Cruz es una de las cinco Ciudades Santas del mundo, junto con Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana. La concesión por parte de la Santa Sede de Roma a la Basílica-Santuario para celebrar el Año Jubilar a perpetuidad cada siete años y concederá indulgencia plenaria a los peregrinos que acudan a Caravaca ese año. El primero de ellos tuvo lugar en el año 2003 y a él asistió el papa Benedicto XVI.

En el año del Señor de 1231, un hecho prodigioso convirtió a Caravaca en escenario de un acontecimiento mágico de extraordinaria importancia y que habría de marcar para siempre a la ciudad y sus habitantes: la milagrosa aparición del lignum crucis. Desde el siglo XIII, la ciudad se convierte en símbolo de la Cristiandad, un lugar al que comienzan a peregrinar desde diversos puntos de la geografía.

Ya desde el siglo XIV, la Vera Cruz de Caravaca ha visto apoyado y cimentado su culto por múltiples bulas de diferentes Papas que, de alguna forma, tenían la finalidad de impulsar las visitas y peregrinaciones a Caravaca, acompañándolas de indulgencias en determinadas épocas.

Bien es verdad que en el ámbito de las bulas se movió todo un mundo que incluso llegó a las falsificaciones. Recientes estudios indagan en el entorno de las mismas, tratando de desbrozar el terreno y afianzar así todo un rastro en la historia cristiana, que supuso un reconocimiento secular a la singularidad del culto a la Santísima y Vera Cruz de Caravaca.

Entre las bulas otorgadas por los Papas destaca la de Indulgencias del Papa Gregorio XIII, en 1579, a través de la que se concedía jubileo e indulgencia plenaria a las personas que visitaran la Capilla de la Vera Cruz. En el año 1585, coincidiendo con los días de la Invención y de la Exaltación de la Cruz (mayo y septiembre) se celebraría.

También en este siglo, concretamente en los años 1591 y 1593 el papa Clemente VIII otorgaría sendas bulas. Y, en esta línea, durante los siglos XVII y XVIII, hay constancia a través de numerosas bulas que confirman el valor que la Santa Sede otorgaría al culto de la Vera Cruz de Caravaca.

De comienzos del siglo XX podemos destacar la gran peregrinación organizada en el año 1907, de ámbito nacional, por la Cofradía de la Stma. y Vera Cruz de Caravaca, a la que fue invitado el propio rey Alfonso XIII, quien no pudo acudir, si bien fue representado por don Pedro Sebastián de Erice. Esta peregrinación dio pie, incluso, a remodelaciones en las estancias del Santuario con destino a acoger debidamente a los peregrinos.

Sin embargo, habría de llegar la segunda mitad del siglo XX y el Papa Juan Pablo II para que se establecieran primeramente años santos o jubilares, en principio de concesión estrictamente temporal (1981 y 1996) y, finalmente, perpetua (en 1998), a celebrar cada siete años a partir de 2003, en que ya se celebró el primero.

Esta última concesión, con carácter perpetuo, como hemos indicado al principio, solamente la disfrutan en el mundo católico Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela, Santo Toribio de Liébana y Caravaca de la Cruz.

La concesión a Caravaca de la Cruz, con echa 9 de enero de 1998, entre otros aspectos, manifiesta lo siguiente:

LA PENITENCIARIA APOSTÓLICA, por mandato del Sumo Pontífice, gustosamente concede el poder conseguir la indulgencia plenaria con sentimiento de contricción perfecta y bajo las condiciones usuales (confesión sacramental, comunión eucarística y orar por las intenciones del Sumo Pontífice) por los fieles cristianos que participen devotamente en cualquier celebración en el Santuario de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca o por lo menos reciten el Padrenuestro o el Credo:

El día 3 de mayo que allí se celebra solemnemente y el día 14 de septiembre, Festividad de la Exaltación de la Santísima Cruz.
Siempre que por devoción peregrinen al Santuario en grupo.
Una vez al año, en el día que libremente se elija por los fieles.
Se concede, además, indulgencia plenaria en la forma acostumbrada, en los días que, cada siete años, se celebre la solemne Apertura y Clausura del Año Jubilar, y en días de dicho año en los cuales el obispo presida algún rito solemne.

La presente concesión es válida 'in perpetuum. Sin que obste nada en contrario.

+ Luis de Magistris/Regente
+N.M. Tedeschini/Oficial
Sin descripción
LA CIUDAD SANTA
La ciudad de Caravaca de la Cruz es una de las cinco Ciudades Santas del mundo, junto con Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana. La concesión por parte de la Santa Sede de Roma a la Basílica-Santuario para celebrar el Año Jubilar a perpetuidad cada siete años y concederá indulgencia plenaria a los peregrinos que acudan a Caravaca ese año. El primero de ellos tuvo lugar en el año 2003 y a él asistió el papa Benedicto XVI. VER MÁS
LA SAGRADA RELIQUIA
En sus orígenes, con presencia documentada en la fortaleza y villa de Caravaca de la Cruz en la segunda mitad del siglo XIII, se trataba de una cruz patriarcal de doble brazo, por tanto, de origen oriental, con vínculos con el mundo bizantino, y cuya iconografía estuvo muy difundida en las estaurotecas de diferentes zonas de Europa. VER MÁS
HISTORIA Y LEYENDA
Existe una leyenda piadosa, que ya puede ser considerada en sí misma como parte de la propia historia de Caravaca, rastreable en el tiempo seguramente hasta el siglo XIV. En todo caso, esta leyenda ya estaba corroborada en el XV, como se deduce de la representación gráfica en la Capilla de la Vera Cruz, en un paño o tapete donado en su peregrinación por el Infante don Enrique de Aragón, Maestre de Santiago, de una Cruz de Caravaca acompañada de dos ángeles, según se desprende de la constancia documental existente en la visitación que la Orden de Santiago giró a Caravaca en 1480. VER MÁS
LA ORDEN DEL TEMPLE
Esta Orden Militar, tanto por su trayectoria como por su trágica desaparición en 1312, ha dado pie al establecimiento de mitos en torno a ella, la mayor parte de los mismos salidos del campo del esoterismo, que han llegado hasta nuestros días y que han motivado la multiplicación de publicaciones de toda índole, algunas de las cuales no hacen precisamente justicia a la realidad del origen y justificación de su existencia. VER MÁS
EL TEMPLE EN MURCIA Y CARAVACA
La presencia de esta Orden Militar en el Reino de Murcia viene unida al proceso de reconquista de este reino musulmán por parte cristiana, en el siglo XIII, siendo en época del rey Alfonso X El Sabio cuando se consolida la posesión castellana, aunque no exenta de presencia aragonesa en momentos diferentes de este siglo y primeros años del siguiente. VER MÁS
Facebook Twitter Pinterest Instagram Minube Tripadvisor Youtube
Región de Murcia
Información Turística 968 277 702
Costa Cálida
© Instituto de Turismo de la Región de Murcia
Facebook
Tripadvisor
Twitter
Youtube
Minube
Instagram
Pinterest
Información Turística   968 277 702
Región de Murcia Costa Cálida